Aldea de Tulor, tesoro arqueologico protegido por la Comunidad de Coyo

La historia de San Pedro de Atacama es única. Pueblos originarios que habitaban hace 12 mil años estas tierras, atacameños que las defendieron hasta la llegada de los incas, su cambio de nómades a sedentarios gracias a la agricultura y cómo el pueblo que una vez fue un lugar de paso se volvió el centro del turismo en el norte de Chile.

Conocer el estilo de vida de los antiguos atacameños, transitar por sus calles y poder sentirlos habitar sus hogares, levantados sobre la misma tierra que adoran y tanto les ha dado. Sentir los muros que protegieron del frío a miles de personas, entre otras experiencias, permite acercarse a la experiencia de quienes hace siglos dieron los mismos pasos que nosotros sobre el desierto.

La aldea de Tulor, el pukará de Quitor y San Pedro, si bien son solo algunos lugares que permiten graficar la historia del valle de Atacama, son una forma de conocer el legado que los Likan Antai han dejado ahí mismo donde, con respeto, hoy vamos a visitar.

× ¡Hola aventurero!